facebook twitter
Carta Paramétrica
El affaire Cassez

Para la mayoría de los mexicanos, en concordancia con la decisión del Poder Judicial, Florence Cassez es culpable de secuestro y delincuencia organizada. Ni la intervención de Francia, la apelación de la sentencia, o el montaje televisivo de su detención han influido para que los mexicanos duden de la culpabilidad de Cassez, como muestran los datos de la más reciente Encuesta Nacional en Vivienda de Parametría.

Los números muestran que el 74% de los enterados del caso piensan que Cassez es culpable, frente al 5% que piensa que es inocente.

El caso, que ha generado una crisis diplomática entre México y Francia, es ampliamente conocido por los mexicanos. Más de dos terceras partes de la población, el 73%, se enteró del asunto.

En junio de 2009, el gobierno mexicano rechazó la solicitud de Florence Cassez de ser trasladada a Francia para ahí cumplir su condena. A partir de entonces, los dos países han tenido diferencias por el caso.

La decisión del gobierno mexicano de no aplicar el Tratado de Estrasburgo –bajo el cual se permitiría el traslado de Cassez-, es respaldada por dos terceras partes de los mexicanos que supieron del asunto.

El episodio más álgido de la relación diplomática entre México y Francia tuvo lugar cuando, después de la negativa de amparo a Cassez. De acuerdo con algunos políticos e intelectuales tanto de Francia como de México, el presidente Nicolás Sarkozy habría empleado el caso para tratar de subir su popularidad en su país.

Una encuesta de Ipsos France revela que, en efecto, Sarkozy enfrenta uno de los periodos de popularidad más bajos de su gestión. Seis de cada diez ciudadanos franceses (63%) evalúan de forma desfavorable el trabajo del mandatario galo.

Además de Sarkozy, otros miembros del gobierno francés trataron el tema Cassez, entre ellos la ahora ex canciller Michèlle Alliot-Marie. De acuerdo con Ipsos France, la ex funcionaria atravesaba también por un momento de baja aprobación, con un 50% que veía desfavorable su trabajo.

Luego de la crisis diplomática con México y del escándalo por sus vacaciones en Túnez durante el movimiento popular, Alliot-Marie la ex ministra renunció a su puesto en el gabinete francés.

En 2011 se festejaría el Año de México en Francia, sin embargo las actividades (de carácter primordialmente cultural) fueron suspendidas por decisión del gobierno mexicano, a raíz del anuncio de Sarkozy de que la celebración sería dedicada a Cassez. La decisión de México es también apoyada por uno de cada dos ciudadanos.

La expectativa de los mexicanos sobre la solución del conflicto es poca. Tres de cada diez ciudadanos consideran que las relaciones entre México y Francia empeorarán, mientras que el 18% opina que serán mejores. Un 25% piensa que seguirán igual y un 25% no adelanta desenlace alguno para la relación entre las dos naciones.

FUENTES:

PARAMETRÍA. Estudio: Encuesta Nacional en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 500 encuestas del 12 al 16 de febrero de 2011. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error (+/-) 4.4%. Diseño, muestreo y análisis: Parametría SA de CV. Operativo de Campo: Lumich Consultores. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE.

Ipsos France- Le Point: Encuesta Nacional telefónica. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 965 del 11 al 12 de febrero de 2011.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360