facebook twitter
Parametría en Medios
Abatir al crimen no requiere de más policías sino mejores, afirman
09/Sep/2010
Por: La Crónica de Hoy
Legisladores, servidores públicos y especialistas en temas de seguridad afirmaron que no será con más policías como se combatirá o detendrá la espiral de violencia en México, sino con prevención y corporaciones mejor capacitadas.

Advirtieron que si en México se retrasan más la formación de personas con valores para fortalecer la prevención del delito y la educación en la familia, difícilmente podrán frenarse el aumento delictivo y de violencia en el país.

Al participar en el foro ?Violencia e Impunidad. Diálogo más Alternativas?, que organiza la Fundación Colosio del Partido Revolucionario Institucional (PRI), los participantes coincidieron en que la estrategia de combate violento ha generado más violencia y la reproducción de células criminales.

El presidente de México Unido Contra la Delincuencia, Eduardo Gallo, criticó la estrategia de combate violento, pues ?lejos de solucionar el problema ha generado más violencia?, por lo que llamó al gobierno a establecer una política pública de combate que evite más muertes.

A su vez, el especialista en temas de narcotráfico y ex titular de la Unidad de Investigación en Delincuencia Organizada de la PGR, Samuel González Ruiz, sostuvo que la prevención debe promoverse casa por casa, colonia por colonia, municipio por municipio y desde ahí fortalecer las políticas del gobierno.

Luego de considerar que la autoridad federal ya agotó sus recursos y no tiene mucho margen de acción, recomendó que en los estados y los municipios se debe fomentar la cultura de la legalidad.

En tanto, el vocero de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Manuel Corral Martín, señaló que la violencia que se vive en México se debe a una crisis moral y de valores, a la ruptura del tejido social y a la corrupción.

Agregó que las iglesias deben actuar y aportar sus esfuerzos en este momento, porque están compuestas por ciudadanos y son ellos los que sufren la situación de incertidumbre, ilegalidad y violencia.

El presidente del Consejo de Seguridad Pública y Procuración de Justicia, José Antonio Ortega, exhibió cifras que muestran el crecimiento de los niveles de violencia e impunidad en la comisión de delitos, que lejos de reducirse ante la creciente presencia policiaca se han agravado.

Dijo que muestra de esa gravedad es que empresarios y comerciantes pagan cuotas estimadas en más de cien millones de dólares al año a las organizaciones criminales, para evitar el secuestro o asesinato de sus familias.

En ese sentido, detalló que en los últimos tres años las denuncias de secuestro han crecido 215 por ciento, sin tomar en cuenta los hechos que no se denuncian, como los casos de migrantes.

Durante las mesa de trabajo sobre la visión regional del problema de la delincuencia en México, el procurador de justicia de Veracruz, Salvador Mike Rivera, alertó sobre lo que llamó ?delitos retro? o de la globalización, cuyo combate no ha sido eficaz por la falta de preparación de las corporaciones.

Indicó que han vuelto a ser comunes los actos ilícitos como la piratería en altamar y la esclavitud, a los que se la ha dado otros nombres, como trata de personas, pero que son favorecidos por las actividades económicas globales.

El funcionario criticó a quienes ven el combate a la delincuencia organizada como un problema de ?policías y ladrones?, y le den un trato equiparable al de un médico que en lugar de curar una extremidad muy enferma decidiera amputarla.

En tanto, el presidente del Consejo Municipal de Honor y Justicia de Ciudad Juárez, Raymundo Rodríguez Lozano, expuso la gravedad de la falta de escuelas, que ha llevado a que 17 mil jóvenes de entre 14 y 17 años estén integrados a 521 pandillas que operan en más de 80 colonias de esa ciudad.

Destacó que en ella se registran 20 muertes diarias, y que 60 por ciento de los homicidios son cometidos por esos jóvenes, quienes han decidido incorporarse a las redes criminales por la falta de educación con valores.

Son muchachos que se sienten solos en sus casas ante la ausencia de los padres trabajadores, quienes además no tienen oportunidades de desarrollo.

A su vez, el director de la Academia de Policía de Nuevo León, Gerardo Saúl Palacios, refirió la necesidad de programas educativos para la policía, especializados en las funciones que desempeñan cada uno de los uniformados, pues no hay separación de capacitación entre mandos y personal operativo.

En ese aspecto, señaló que las corporaciones policiales no han evolucionado al mismo ritmo que las poblaciones, y ?mientras las grandes ciudades cuenten con policías de pueblo, la delincuencia organizada tendrá más oportunidades de seguir con sus actividades ilícitas?.

Finalmente, el director adjunto de Parametría, Francisco Abundis, puntualizó que de acuerdo con sondeos recientes, la población es cada vez más tolerante; prefiere las actividades ilícitas porque considera que lo mejor es que no haya violencia, aunque florezca el crimen organizado.
comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360