facebook twitter
Parametría en Medios
Mamá financiera
09/May/2012
Por: El Financiero
Una bisabuela lanza una dura crítica sobre el papel de las madres modernas: "En mis tiempos, con más de seis hijos, éramos productoras, al hacer todas las labores de la casa, cocinábamos, hacíamos ropa y remendábamos. Todo para que alcanzara el dinero, ahora son consumistas y lo compran todo".

Si bien la perspectiva es diferente, hoy la mujer tiene retos igual o mayores, pues en muchos de los casos trabajan, están pendientes del hogar y toman valiosas decisiones para las finanzas de la familia. Reflexionemos al respecto.

Tendemos a encasillar a hombres y mujeres en estereotipos que no necesariamente son ciertos. En términos del gasto, por ejemplo, se ubica al género femenino como compulsivo, mientras el masculino soporta todos los caprichos familiares.

Ambos esquemas pueden estar equivocados e incluso comportarse en forma contraria. De hecho, hay hallazgos científicos de que la mujer posee una capacidad innata para resolver situaciones en forma menos riesgosa.

Según un estudio publicado por Parametría, tres de cada cuatro mexicanos considera a las mujeres más responsables con el dinero; información que se corrobora con todos los esquemas de microcréditos, en los cuales se procura otorgarlos mediante las mamás, porque tienden a pagar a tiempo sus deudas.

La esposa, por tener cercanía con el gasto diario, es un buen fiel en la balanza a la hora de llevar a cabo los ajustes necesarios, y generalmente tiene valentía de sobra para hacerlo.

Ahora bien, es frecuente que se le dé poca relevancia a las finanzas familiares y se debe cambiar esa creencia. Si la mujer toma las decisiones, es conveniente que se prepare para entender las opciones del mercado.

Incluso, aun cuando trabaje, tiende a combinar ambas actividades, se moverá a un ritmo sorprendente, al considerársele la "responsable" del hogar y de la educación de los hijos, independientemente del tiempo que tenga para ello.

Hoy las mamás, en una gran proporción, están obligadas a laborar para aportar al presupuesto de la casa, y es imprescindible tener una comunicación muy especial con su pareja para tener equidad en el manejo de los ingresos.

En el peor de los casos, la mujer aporta a una "caja negra", en donde el marido es quien decide todo y ella misma tiene que pedir dinero si requiere algo. Pero eso está cambiando y un gran número está al pendiente de qué hacer en términos de inversiones y gastos.

Cada vez más mujeres llevan solas las riendas de su familia, ya sea porque están solteras, viudas, separadas o divorciadas. Según la información del Censo Nacional de Población, las jefaturas femeninas superan 25 por ciento del total de hogares.

Esta realidad significa un reto muy especial, pues habrán de tomar decisiones sin una contraparte con quien rebotar las ideas. Si bien antes se pensaba que la administración y planeación de los recursos sería una tarea masculina, hoy está claro que las mujeres deben entrar de lleno a esta actividad.

Si a este hecho le agregamos que los sueldos tienden a ser menores y con la probabilidad de no haber trabajado todo el tiempo, es lógico que su pensión por medio de las Afore sea baja.

Por lo tanto, las mujeres de hoy deben de pensar muy seriamente en su etapa de jubilación, al reconocer que si los fondos son insuficientes en general, mucho más lo serán en su caso y, por lo tanto, es conveniente un ahorro adicional como complemento.

Es fundamental que desde un principio tenga conocimientos financieros y lleve a cabo su planeación para tener solvencia futura. Simplemente, ante el mayor número de divorcios, es recomendable mantener una cierta independencia económica en su matrimonio; determinar con claridad la posesión de los bienes, y contar con un ahorro personal para contingencias.

Son necesarios los conocimientos administrativos, al ser usual que la mujer emprenda algún negocio ante el deseo de superarse o por la urgencia apremiante de recursos. Es frecuente iniciar en casa para luego buscar establecerse en forma amplia. Hay casos de éxito muy alentadores, pero también algunos complicados, por lo que es conveniente prepararse.

De hecho, la mujer es un actor destacado en el sector informal, porque ante la imposibilidad de encontrar trabajo por su disposición de tiempo, se ve forzada a incursionar por su cuenta.

Buen mérito tienen las mamás modernas... Felicidades.
comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360