facebook twitter
Parametría en Medios
Saquemos del aire "Toros y toreros"
08/Oct/2010
Por: El Universal
En junio 40 legisladores de diversos partidos (senadores y diputados federales) pidieron por escrito al Director de ONCE TV, canal público del Instituto Politécnico Nacional, que retire del aire la emisión llamada "Toros y toreros" por estimarla nociva y fuera de contexto en una época de creciente respeto a los derechos de los animales.
En esa misma fecha, la Asociación Mexicana por los Derechos de los Animales (AMEDEA) y México Antitaurinosolicitaron a Fernando Sariñana que suspenda dicha emisión, respetando la voluntad ciudadana: según la encuesta realizada este año por la empresa Parametría, casi el 90 % de los mexicanos rechaza que los medios públicos difundan tauromaquia. Esta petición ciudadana sigue desatendida por parte del director del canal.
Este mes de octubre, el diputado federal Agustín Torres Ibarrola, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, presentó un punto de acuerdo apoyado por legisladores de todas las fracciones políticas exhortando a Sariñana a retirar este programa argumentando lo siguente:

1. Que la promoción de la tauromaquia por tener una naturaleza de espectáculo no puede ser financiada con recursos públicos.
2. Que las nuevas generaciones requieren una educación ética donde valoren y respeten al individuo y su entorno medioambiental, comprendan sus necesidades y dejen de ver a las personas y los animales como cosas.
3. Que es necesario fomentar la educación ambiental, así como el respeto al medio ambiente y a todas las especies. Está comprobado que una educación ambiental adecuada contribuye a la mejora del medio ambiente, una cultura de la conservación ambiental y respeto a todas las especies.
4. Que Canal Once, por ser un canal del Estado y financiado por éste, tiene la obligación de cuidar la calidad de su programación, la cual debe seguir una línea de promoción de los buenos valores y acciones, como lo es la educación sobre el medio ambiente.
5. Que programas relacionados con la educación ambiental son necesarios, la transmisión de éstos en lugar de programas que promuevan la violencia y agresión ambiental. Dado el contexto en el que se encuentra el mundo en materia ambiental, es preciso que se tomen medidas a corto plazo, ya una de ellas es la educación.
6. Que el artículo 2 de la Ley Federal de Sanidad Animal reconoce jurídicamente el término de "trato humanitario" como aquellas "medidas para evitar el dolor innecesario a los animales durante su captura, traslado, exhibición, cuarentena, comercialización, aprovechamiento, entrenamiento y sacrificio". Esta definición es coincidente con la que está contenida en la NOM-033-ZOO-1995, sobre el Sacrificio humanitario de los animales domésticos y silvestres.
7. Que el ordenamiento citado en el párrafo anterior define como trato digno y respetuoso como aquellas medidas establecidas para "evitar el dolor o angustia durante su posesión o propiedad, crianza, captura, traslado, exhibición, cuarentena, comercialización, aprovechamiento, adiestramiento y sacrificio."
8. Que existe una larga lista de estudios científicos que establecen un vínculo directo entre maltrato a los animales y la criminalidad, por lo que la concepción de catarsis social y reducción de la violencia es meramente especulativa*.
Si bien esta acción es tan sólo un exhorto, es significativo que sea apoyada por miembros de varios partidos políticos. Por otro lado, no es tarea menor intentar que un programa que lleva 30 años fomentando y exhibiendo el maltrato animal, sea sustituido por otro que eduque en el respeto al medio ambiente y al resto de los animales.
En esta lucha, cualquier avance que permita alcanzar la meta de la abolición de los espectáculos taurinos es representativo de que poco a poco la sociedad va optando por maneras menos cruentas de divertirse y que las tradiciones donde haya una víctima, sea humana o no, comienzan a rechazarse socialmente.
Ante los ataques de quienes consideran una prohibición a la libertad de expresión la censura de este programa, podemos decir que el resto de los contenidos televisivos está regulado: no se permite pornografía en canales públicos, ni violencia explícita, mucho menos financiado con nuestros impuestos ¿por qué hacemos una excepción en este caso?
Nuestra libertad termina cuando comienza la del otro y yo puedo tener derecho a divertirme siempre y cuando nadie sea torturado ni asesinado en el proceso.
comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360