facebook twitter
Parametría en Medios
Baja California Sur: el batidillo político pone en jaque al PRD
30/Ene/2011
Por: Proceso. Rosalía Vergara
El domingo 6 de febrero se renovarán todos los cargos de elección en Baja California Sur, en una disputa que enfrenta a tres alianzas: PRD-PT, PAN-PRS y PRI-PVEM. El panorama político está enrarecido, ya que el PAN postuló para la gubernatura y cuatro de los cinco ayuntamientos a experredistas peleados con el gobernador Narciso Agúndez, y el candidato ?oficial? Luis Armando Díaz hizo una campaña en la que ?según sus aliados petistas? sospechosamente no se vio el apoyo del PRD.



LA PAZ, BCS.- El trapecismo político, los cambios súbitos de camiseta partidista al calor de las ambiciones electorales, amenaza no solamente con trastocar la correlación de fuerzas en esta entidad, sino volverla caótica. Y en lo inmediato, pone en riesgo al PRD de perder la gubernatura después de más de 10 años en el poder.

La amenaza se personifica en el diputado perredista con licencia Marcos Covarrubias, quien compite bajo el emblema del PAN y ahora se enfrenta al mandatario Narciso Agúndez y a su antiguo partido.

Pero el senador Manlio Fabio Beltrones asegura que la verdadera competencia no se desarrolla entre el PRD y el PAN, sino entre Agúndez y Ricardo Barroso Agramont, el inexperto candidato del PRI. Sostiene incluso que los candidatos del PRD, Luis Armando Díaz, y del PAN, Covarrubias, son gente cercana al mandatario.

Al respecto, Reginaldo Sandoval Flores, comisionado político nacional para asuntos electorales del PT, aliado del PRD en el estado, señala que la conducción perredista en la entidad está marcada por la corrupción y la centralización del poder en manos de Agúndez.

Aquí, según el enviado petista, las identidades de grupo y las familiares están más arraigadas que las ideológicas; aquí, insiste, se considera ?natural? cambiar de membrete. Y pone el ejemplo del expriista, exgobernador y expresidente nacional de PRD Leonel Cota Montaño, actual candidato del Partido Nueva Alianza (Panal) a la presidencia municipal de Los Cabos.

El estado sólo tiene cinco municipios: Los Cabos, La Paz, Comondú, el más agropecuario; Mulegé, con desarrollo minero, principalmente de oro, plata y cobre, y Loreto, de perfil urbano y turístico. El 76% de la población se concentra en los dos primeros.

El PRD también podría perder esta ciudad capital, gobernada por Rosa Delia Cota Montaño, hermana de Leonel, toda vez que los sondeos preelectorales dan ventaja a la aspirante del PRI-PVEM, Blanca Estela Ponce Beltrán.

Al abrirse el proceso electoral, en julio de 2010, se anunciaron los precandidatos a la gubernatura y se pactó la alianza del PRD con el PT. De inmediato se apuntaron Marcos Covarrubias; el exsecretario de Gobierno de Agúndez, Luis Armando Díaz; la alcaldesa Rosa Delia Cota, y el exalcalde de Los Cabos, Óscar Núñez Cosío.

Aún dentro del PRD, Leonel Cota propuso realizar una consulta ciudadana para designar al aspirante mejor posicionado como candidato de la alianza; y a título personal apoyó a Núñez Cosío. Sin embargo, éste fue señalado por Díaz y Covarrubias como responsable de la presunta corrupción en el ayuntamiento de Los Cabos.

El exgobernador Cota acusó entonces a Díaz y a Covarrubias de pretender la continuidad de la administración de Agúndez, marcada por la invasión de terrenos que luego son vendidos a grupos empresariales extranjeros. Cerró la pinza su hermana Rosa Delia, al atribuirle al mandatario el bloqueo a sus aspiraciones. Iniciaba la ruptura del perredismo sudcaliforniano.

Para resolver la crisis, la dirigencia nacional del PRD, encabezada por Jesús Ortega, realizó una consulta el 3 de octubre del año pasado. Pero una encuesta de Parametría dio como el mejor posicionado a Covarrubias, por lo que la consulta se canceló, pese a que el partido ya le había asignado recursos.

En la alianza estatal PRD-PT se propuso una candidatura de unidad, pero Leonel Cota denunció que sólo era una forma de imponer a Covarrubias por su cercanía con Agúndez, y renunció a su militancia perredista.

Covarrubias respondió acusando a Cota Montaño de nepotismo y también renunció al PRD. Por órdenes del entonces presidente nacional panista, César Nava, se le ofreció la candidatura de Acción Nacional y él aceptó. Sólo que el expriista y exdirigente patronal de La Paz, Germán Alonso Castro, quien previamente había sido electo candidato del banquiazul, se inconformó y llevó su queja ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que emitió su fallo en favor de Covarrubias.

Ahora Covarrubias es el abanderado de la alianza del PAN con el local Partido de la Renovación Sudcaliforniana (PRS), mientras que Alonso Castro se sumó al equipo del candidato priista Barroso Agramont.

Ya sin opciones, el PRD postuló a Luis Armando Díaz, en el último lugar de la encuesta de Parametría debido al desgaste que sufrió como secretario de Gobierno de Agúndez. Fue señalado como presunto narcotraficante, miembro de la Mara Salvatrucha por su origen salvadoreño, e incluso se le atribuyó la preferencia homosexual.

En la lucha por las presidencias municipales, el exsenador Ricardo Gerardo Higuera usó sus buenas relaciones en el Consejo Político para que el PRD lo postulara en La Paz, mientras que Antonio Agúndez Montaño, hermano del gobernador, consiguió la de Los Cabos, lo mismo que el exdiputado federal Juan Adolfo Orcí para Comondú, y los diputados locales Francisco Rubio y Guillermo Santillán Meza para Loreto y Mulegé, respectivamente.

Perredistas de todos colores



Los candidatos perredistas se enfrentarán a excompañeros suyos, tanto en la gubernatura como en cuatro de las cinco alcaldías: La Paz, Comondú, Loreto y Los Cabos.

De acuerdo con un estudio de opinión del PT, al que este semanario tuvo acceso, Covarrubias y Díaz tienen 31% de las preferencias, mientras el priista Barroso apenas llega a 20%.

En la parte petista de la alianza se sospecha que Covarrubias cambió de partido por acuerdos con la clase empresarial del estado ?y quizá hasta con Felipe Calderón?, ya que el ahora candidato de la alianza PAN-PRS a la gubernatura se llevó con él gran parte de las estructuras perredistas para que apoyen su campaña.

En cuanto al candidato del PRD, Luis Armando Díaz, los sudbajacalifornianos perciben que su partido lo dejó solo. Han visitado La Paz el dirigente nacional, Jesús Ortega ?dos veces?, el senador Graco Ramírez y la comisionada política Martha Dalia Gastélum, pero no han aparecido en los mítines del candidato.

Entrevistado en un acto proselitista en la comunidad de San Pedro, Díaz rechaza que el golpeteo político en su cargo estatal se refleje en la poca concurrencia, y dice que no se siente abandonado por los dirigentes nacionales del PRD ni por los estatales. Lo cierto es que la gasolina para sus recorridos proviene del PT, y en La Paz la propaganda más visible es del PRI, del PAN y del PT, no la del PRD.

Quien sí fue a apoyar al candidato del PRI, Ricardo Barroso, fue el senador Manlio Fabio Beltrones, que participó el martes 25 en una conferencia sobre jóvenes. El acto se convirtió en un acto proselitista de Barroso, expresidente estatal del PRI, nieto del exgobernador Félix Agramont Cota y sin experiencia en la administración pública.

Los petistas que apoyan a Luis Armando Díaz interpretan la postulación del priista Barroso como una forma de evaluar el funcionamiento electoral de las figuras juveniles (e inexpertas) para saber si funcionará ?el efecto Peña Nieto? para 2012.

Para Beltrones, los gobiernos perredistas han perdido su identidad hasta el grado de que el PAN puede lanzar a un candidato proveniente del PRD para figurar. Sin embargo, piensa que esa ruptura del perredismo y la ineptitud del gobierno de Narciso Agúndez favorecieron el crecimiento del PRI en las preferencias electorales.

El senador priista advierte que el PRD perderá el estado. La competencia ahora, insiste, es entre el PRI y el PAN, éste con un candidato prestado por el perredismo de Nueva Izquierda (la corriente encabezada por Jesús Ortega).

Consultado en Los Cabos, el exgobernador Leonel Cota confirma la descomposición del gobierno de Agúndez, el cual, dice, está endeudado por 2 mil 365 millones de pesos. Sobre la posibilidad de que el PRD decline a favor del PAN, en reciprocidad por el apoyo del panista Parra al candidato perredista Aguirre Rivero en Guerrero, Cota asegura que eso le daría el triunfo al PRI.

Los petistas analizan qué hacer ante ese escenario. ?Muchos piensan que el candidato del PAN es el plan B del gobernador Agúndez, porque trabajó con él y es cercano?, dice una fuente de ese partido.

A su vez, los panistas presumen una encuesta elaborada por Testa Marketing y difundida en el periódico Cambio, en la cual se afirma que Covarrubias ?consolida ventaja de dos votos contra uno?.

Según ese estudio, en Los Cabos el perredista Antonio Agúndez va un punto porcentual arriba del panista y también experredista Arturo de la Rosa. En Comondú le da una amplia ventaja a Valentín Covarrubias, que es hermano de Marcos Covarrubias y que según los petistas está vinculado con grupos empresariales de Sinaloa y Tijuana, quienes financian su campaña con ?dinero inexplicable? para rifar coches, estufas, lavadoras y otros electrodomésticos.

En La Paz, esos datos indican que va adelante Blanca Estela Ponce, del PRI-PVEM, pese a que debió retirar los espectaculares donde hacía una señal masónica, porque fueron contraproducentes.

Inducción del voto



La comisionada presidenta del Instituto Estatal Electoral (IEE) de Baja California Sur, Ana Ruth García Grande, explica que el próximo 6 de febrero se renovarán en la entidad la gubernatura, los cinco ayuntamientos y 21 diputaciones: 16 de mayoría relativa y cinco plurinominales.

Por esta ocasión, los cargos durarán cuatro años y medio, debido a una reforma electoral con la finalidad de empatar las siguientes elecciones locales con las federales.

Entrevistada en sus oficinas, la funcionaria indica que se instalarán 825 casillas para un padrón de 419 mil 944 electores. Considera que el único riesgo es ?el alto índice de ruralidad? en el estado, que puede dificultar el acceso para instalar los centros de votación. Por lo demás, afirma, ?hay paz social; Baja Sur es un estado en el que se vive en paz?.

Horas después de esta conversación, la reportera observó dos camionetas con militares en la zona del malecón.

García Grande dice que entre las quejas y denuncias presentadas ante el IEE destacan la destrucción de propaganda y la ubicación ilegal de papelería electoral. Sin embargo, Proceso documentó que el Panal, creado por Elba Esther Gordillo, presidenta vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), utilizó la estructura magisterial para hacer campaña a favor de sus candidatos en las escuelas de nivel básico y medio.

Este semanario obtuvo un ejemplar del folleto Los derechos de los niños, en cuya cubierta azul aparece el logotipo del Panal y tiene pegada una calcomanía que llama a votar por el candidato de ese partido a diputado por el distrito V, Guillermo Aguilar Villavicencio, dirigente de la sección 3 del SNTE y avalado por Gordillo, pero rechazado por maestros estatales.

En el texto se explica, supuestamente a los niños, cuáles son sus derechos y por qué el Panal quiere que lo conozcan:

?El Partido Nueva Alianza está enfocado en fortalecer la educación en México, en apuntalar el hogar de los mexicanos, en apuntalar la célula familiar y la escuela como el complemento necesario para hacer mejores mexicanos. Nuestro compromiso es con México y por eso estamos convencidos que tenemos que empezar por los más jóvenes; por los que habrán de construir un país mejor que el que hoy tenemos.?

Otra publicación, de cubierta aguamarina y blanco ?los colores del Panal?, se titula Juega, aprende y diviértete con Nueva Alianza. La Paz: Origen y destino. El texto señala: ?A lo largo de este libro conocerás más de nosotros (el Panal) a través de diferentes actividades y juegos. También te invitamos a que utilices tus lápices de dibujo y escojas los que más te gusten para colorearlos a tu gusto?.

En la última hoja del folleto hay un cupón que el niño debe llenar con sus datos: nombre, apellidos, la calle donde vive, número exterior, interior, colonia, código postal, estado, delegación o municipio, teléfono y un correo electrónico (?el tuyo o el de tus papás?). Estos cuadernillos se imprimen en la calle Durango, número 199, de la colonia Roma, en el Distrito Federal.

Además, afuera de las escuelas se venden envases de plástico con el logo del partido de Gordillo.

De todo esto tiene fotografías la disidencia del SNTE, en la Sección 3, de Baja California Sur. Su líder, Sergio Espinal García, anunció que pronto presentará una denuncia por estos hechos ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade) de la PGR, y denunció ante medios locales que el Panal hace campaña con la educación de los 140 mil estudiantes.

En el local del SNTE tomado por la disidencia se ve un enorme cartel con el rostro del secretario del Trabajo, Javier Lozano, quien tiene la suástica nazi en la frente. Entrevistado ahí, Espinal sostiene que la campaña del Panal implica ?una inducción del voto a través de los niños?.

Éstos, dice, ?están siendo usados como el canal para llevar la política a su casa y desde pequeños inducirlos a preferir a un partido político; es ideologización, es adoctrinamiento?.

Además, señala que los maestros disidentes han detectado en La Paz a 16 dirigentes nacionales del SNTE al frente de un grupo de mapaches electorales. Incluso dice que se enteraron de una de sus tácticas para anular votos: se colocarán un anillo que en el lugar de piedras de fantasía llevará grafito, voltearán la ?joya? hacia la palma de la mano y cada uno rayará tres de cada cinco papeletas por casilla para descuadrar el conteo.

El SNTE cuenta en el estado con 12 mil maestros, de los cuales 8 mil son disidentes. Al igual que Convergencia, en Baja California Sur el Panal no concretó alianzas y va solo, con Blanca Meza Torres como candidata a gobernadora.
comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360