facebook twitter
Parametría en Medios
500 mexicanos dijeron ¡Basta!
09/Feb/2011
Por: El Universal
La situación del país está como para pedir el cese de muchas atrocidades, pero en esta ocasión 500 mexicanos se colocaron frente a Bellas Artes para decir basta a las corridas de toros.
Gente de todas las edades y de diferentes Estados de la República se dieron cita frente a este recinto, verdaderamente emblemático de las artes para mostrar su repudio a la tortura de animales en nombre de la cultura y la tradición.
Formando la palabra "Basta" con sus cuerpos simbólicamente abanderillados y ensangrentados, llamaron la atención de paseantes y medios de comunicación nacionales y extranjeros. Este evento titulado "En la Piel del Toro" de la organización hispanoamericana de derechos para los animales, AnimaNaturalis, se realiza en varios países que aún practican la tauromaquia, siendo en esta ocasión nuestra ciudad el lugar en turno, pues el día anterior fue el aniversario de la Plaza México.
Según encuestas de Parametría, más del 80% de los mexicanos estamos en contra de las corridas de toros por considerarlas "espectáculos violentos", por ello exigimos a las autoridades se realice una consulta ciudadana donde se debata la abolición de estas celebraciones. Incluso la Humane Society International ha iniciado la captación de firmas que serán dirigidas al Jefe de Gobierno del DF, así como a nuestros legisladores locales para pedir la prohibición definitiva de la tauromaquia en nuestra ciudad. Dicha petición puede ser apoyada en el siguiente enlace: https://secure.humanesociety.org/site/Advocacy?cmd=display&page=UserAction&id=4827
Es vergonzoso que en nuestro país no sólo se permita la entrada a menores a las plazas, sino que se fomente la tortura de becerros y novillos en escuelas taurinas. Para algunos es motivo de orgullo tener al torero más joven del mundo: Michelito, de casi 11 años, quien tan sólo entre 2008 y 2009 cortó 111 orejas y 29 rabos. Para muchos es síntoma de alarma de una sociedad insensible ante el maltrato y la violencia.
¿Cómo justificar la explotación infantil más allá del maltrato animal implícito? Para el padre, torero fracasado, anhela que su hijo sea lo que él no pudo ser y se atreve a anunciarlo como "Michelito. Porque los ángeles también torean".
Si los ángeles torean, entonces parece menos dantesca la visión del infierno. Sólo faltaría ver a la corte celestial gritando ¡olé! y a un querubín ofreciendo una oreja de toro a nuestro Señor
comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360