facebook twitter
Carta Paramétrica
CELULARES: ¿Quién los usa y cómo? (Parte II)

El universo de la telefonía celular se modifica de manera permanente y en lo que toca a México hay fenómenos interesantes, como el hecho de que la mitad de los usuarios son personas que no trabajan o que no generan ingresos, o que en muchas familias que poseen una línea fija exista más de un aparato de telefonía móvil.

En laprimera parte del informe (www.parametria.com.mx) se describen diferencias entre segmentos de la población en cuanto al uso que se le da a la telefonía celular. La encuesta realizada por Parametría, de 1,200 entrevistas a escala nacional, indica que el perfil de los usuarios de celulares está compuesto por jóvenes, solteros y de sectores socioeconómicos altos.

La gran mayoría de los usuarios, principalmente los de ingresos bajos, prefieren comprar tarjetas de prepago antes que comprometerse en un plan mensual. Destaca también que, aún con la apertura del mercado a otras empresas (Movistar, Unefon, Iusacell y Nextel), Telcel es la empresa líder.

Esta segunda entrega explora cómo el celular ha modificado, o lo está haciendo, la vida de los mexicanos.

Hasta 2004, la cantidad de teléfonos fijos era de 19 millones 213 mil 853, según datos de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL), y los aparatos celulares superan actualmente los 40 millones (proyectándose 60 millones para fines de 2006). La relación de 2 a 1 no debe interpretarse como una obligada sustitución del teléfono fijo por uno celular.

Esta interpretación respaldaría la tesis de que los sectores de ingresos medios y bajos estarían reemplazando un teléfono tradicional por uno celular, ante la imposibilidad de acceder a una línea fija. Pero, como se advertía en la primera parte del informe, el uso de celular está altamente relacionado con el ingreso. Según la encuesta de Parametría sólo el 10% de los que no tienen teléfono fijo tienen un celular.

La sobrepoblación de celulares se debe, no al reemplazo del teléfono fijo, sino a que en las familias que poseen una línea telefónica, hay más de un celular.

Por otra parte, tanto quienes trabajan como los que no lo hacen[1] poseen celulares en proporciones similares. Entre aquellos que no trabajan, los estudiantes y las amas de casa, podrían estar recibiendo recursos del jefe de familia, y los jubilados tener ingresos propios que les permitiría el gasto en un celular.

De los que desempeñan alguna actividad lucrativa (las amas de casa trabajan, pero no generan ingresos) más de la mitad (54%) considera que el celular “ha mejorado el desempeño en su trabajo”, sobre todo los jóvenes de entre 18 y 25 años.


Algo similar ocurre con respecto a los cambios que el celular puede generar en la vida personal. El 41% de los mexicanos considera que esta tecnología “ha mejorado su vida personal”. En este caso,el segmento de edades se amplía destacando los jóvenes de entre 18 y 25 años y los de 26 a 35 años.  

A principios de los noventa, una persona que caminaba por la calle hablando por celular era visto por lo menos como un excéntrico que mal gastaba su dinero, pero hoy la percepción ha cambiado:

El 68% de los mexicanos cree que el celular “es un aparato de comunicación indispensable”. Esto opinan, sobre todo, los trabajadores por cuenta propia, los que laboran en el sector privado y los estudiantes.

El 31% cree que sólo es una herramienta útil”, principalmente las amas de casa y los trabajadores del sector público.

Finalmente, y a diferencia de lo que ocurría en los noventa, hoy sólo el 1% de los mexicanos cree que el celular “es un bien de lujo” con lo que la percepción de excentricidad y sofisticación ha quedado definitivamente sepultada.


NOTA METODOLÓGICA.Estudio: Encuesta en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 1,200. Nivel de confianza estadística: 95%. Error muestral (+/-) 2.8%. Diseño, muestreo y análisis: Parametría S.A de C.V. Operativo de campo: Grupo Viesca. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE. Fecha de levantamiento del 14 al 18 de enero del 2006.


[1]La pregunta que se realiza es ¿Cuál es su principal ocupación? Por lo tanto, entre los que no trabajan se incluyen: estudiantes, amas de casa, desempleados y jubilados.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360