facebook twitter
Carta Paramétrica
El desafuero de López Obrador

Sin lugar a dudas uno de los temas que más ha ocupado la atención de la clase política, analistas, medios de comunicación, entre otros, es el asunto del desafuero de Andrés Manuel López Obrador.

Mucho se ha hablado de si todo esto es una cuestión política o jurídica. Es decir, si se pretenden frenar las aspiraciones de López Obrador rumbo al 2006 o si efectivamente se busca mantener el estado de derecho en el país.

Quienes se inclinan más por el lado político suelen estar en contra del desafuero, y aquellos que toman como bandera el respeto a las leyes tienden a mostrarse a favor del mismo.

Sin embargo, es poco probable que la mayoría de la gente adopte una postura al respecto considerando alguno de estos dos factores (político y jurídico) o ambos, ya que la posición de estar a favor o en contra del desafuero posiblemente dependa más de si se simpatiza o no con el Jefe de Gobierno.

Esto último parece comprobarse cuando se analizan los resultados de la encuesta de Reforma aplicada en el Distrito Federal y de la Encuesta Nacional Ómnibus Parametría. Ya que mientras en la capital del país -ciudad donde López tiene un gran apoyo- se observa un mayor rechazo al desafuero, a nivel nacional este rechazo por desaforar a Andrés Manuel es menos fuerte. Veamos esto detenidamente.

Conocimiento sobre el desafuero de AMLO

Un primer dato a observar es que hay altos niveles de conocimiento del asunto en todo el país. Seis de cada diez ciudadanos (62%) han escuchado del proceso de desafuero que se sigue contra Andrés Manuel López Obrador. Esto nos habla de la gran difusión e importancia que se la ha dado a este tema. No obstante, todavía hay una tercera parte de la población que no se ha enterado de este hecho (30%).


Posición frente al desafuero

En el pasado mes de junio la Sección Instructora de la Cámara de Diputados notificó al Jefe de Gobierno sobre el inicio del proceso de desafuero en su contra por haber desobedecido una orden judicial en el famoso caso del Encino.

Como era de esperarse hubo quienes aplaudieron esta decisión, pero las protestas tampoco se hicieron esperar. Cuando Reforma consultó la opinión de los capitalinos sobre este asunto en el mes de julio, la mayoría de los entrevistados (65%) mencionó estar en desacuerdo en que la Cámara de Diputados haya aprobado el proceso de desafuero, y sólo el 28% se mostró a favor de tal medida.

Un mes después, Parametría replicó la misma pregunta pero a nivel nacional, y aún cuando los resultados obtenidos van en la misma dirección de lo reportado por Reforma, la proporción de personas que no están de acuerdo con la resolución de la Cámara Baja es notablemente menor. Sólo el 40% de las personas en México no está de acuerdo con esta decisión, quince puntos porcentuales menos de lo registrado en la capital del país.

Aquellos que sí estuvieron de acuerdo en continuar con el proceso de desafuero representaron el 29%, y la proporción de individuos sin opinión fue de 31%.


Sin embargo, además de los señalamientos realizados por la Cámara de Diputados, también existen algunas dudas respecto a lo justo o no del caso. Es indudable que esta cuestión lo determinará la autoridad correspondiente, pero considerar la opinión de la ciudadanía no deja de ser interesante.

En el caso del Distrito Federal, la encuesta de Reforma indica que el 63% de los habitantes de la Ciudad de México piensa que el proceso de desafuero de López Obrador es injusto, mientras que una tercera parte (31%) lo considera justo.

Por su parte, en la encuesta nacional de Parametría el 40% de los mexicanos cree que esta situación es injusta y el 30% lo ve como algo justo.


Percepción sobre la Cámara respecto al proceso de desafuero

Actualmente el proceso de desafuero se encuentra en la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, y le corresponderá a esta Sección determinar si envía o no este asunto al pleno de la Cámara para que esta última dictamine si procede o no quitarle el fuero al Jefe de Gobierno.

Suponiendo que la iniciativa ya estuviera en el pleno de la Cámara de Diputados y hubiera una sesión para discutir el tema, ¿cómo perciben los ciudadanos que votarían los Diputados en este polémico asunto? o en otras palabras, ¿aprobarían o no los diputados el desafuero de López Obrador?

Los capitalinos al parecer tienen una mayor confianza que el resto del país en que la Cámara de Diputados no afectará a López Obrador. Y es que poco más de la mitad de los habitantes de la Ciudad de México esperan que los Diputados no aprueben el desafuero del Jefe de Gobierno, aunque el 35% es menos optimista y cree que sí lo harán.

A nivel nacional, sólo el 29% de los mexicanos considera que la Cámara de Diputados no aprobará que le quiten el fuero a López Obrador, y el 31% piensa que el desafuero sí procederá. No obstante, la opinión que tuvo el más alto porcentaje fue la no respuesta (40%). Lo cuál sugiere que una parte importante de las personas entrevistadas en el país no están seguras de lo que podría suceder al respecto.

Por otra parte, en caso de que López Obrador llegara a ser desaforado, una de las implicaciones que esto traería es su posible impedimento de participar en la próxima elección presidencial del 2006. Lo que de acuerdo con los resultados de la encuesta nacional de Parametría no es del total agrado para el 40% de los entrevistados. Pero una tercera parte cree que si el desafuero es razón suficiente para imposibilitarlo de competir por la Presidencia entonces apoyarían esta acción. El 30% restante no emite una opinión.


Conclusiones

Después de analizar los resultados de la encuesta de Reforma aplicada en el Distrito Federal y los datos de la Encuesta Nacional Ómnibus Parametría, parecería haber evidencia de que el rechazo o apoyo al desafuero de Andrés Manuel López Obrador depende principalmente de si se simpatiza o no con él.

Es así que mientras en el Distrito Federal alrededor del 60% de los capitalinos rechaza el desafuero del Jefe de Gobierno, a nivel nacional este rechazo se ubica en 40%. Proporciones muy cercanas a la intención de voto que registra López Obrador en la Ciudad de México y en el país respectivamente, según algunas de las encuestas publicadas.

De lo anterior se infiere que la opinión pública comprará el argumento político o jurídico dependiendo de si se identifica o no con López Obrador. Es decir, si alguien simpatiza con López Obrador posiblemente hará uso del elemento político para decir que rechaza el desafuero, y por el contrario, a quienes no les caiga bien el Jefe de Gobierno, probablemente utilizarán las cuestiones jurídicas para apoyar el desafuero.

Esta situación no suele ser el caso de la opinión más especializada. Los especialistas suelen analizar todos los factores en juego y a partir de ahí dan un punto de vista, independientemente de si se identifican o no con una persona.

NOTA METODOLÓGICA.Estudio: Encuestas en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 1000. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error: (+/-) 3.1%. Diseño, muestreo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE. Fecha de levantamiento: Del 14 al 18 de agosto de 2004.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360