facebook twitter
Carta Paramétrica
Juicio a Luis Echeverría Álvarez: movimientos sociales del 68 y 71

Uno de los episodios más controvertidos en la historia reciente de México está relacionado con los acontecimientos de 1968 y 1971. Desde entonces han pasado más de 30 años y pocos esfuerzos se habían hecho para esclarecer estos asuntos.

Sin embargo, la administración del Presidente Fox retomó este delicado tema y estableció una Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado.

A partir de ese momento sólo en dos ocasiones los eventos del 68 y 71 han tenido una fuerte presencia en los medios de comunicación. La primera tuvo lugar en el mes de julio de 2002 cuando el ex Presidente Luis Echeverría compareció como indiciado ante la Fiscalía Especial, y la segunda está siendo presenciada actualmente con motivo de la entrega de la investigación sobre la matanza de estudiantes registrada el 10 de junio de 1971 en la Ciudad de México.

En aquella primera ocasión, Parametría presentó los resultados de su Encuesta Ómnibus sobre movimientos sociales del pasado, y hoy dos años después se expone nuevamente la información pero complementándola con datos de nuestra más reciente encuesta nacional en vivienda. Analicemos si han cambiado las percepciones sobre este tema.

Conocimiento de los eventos del 68 y 71

El nivel de conocimiento de lo sucedido el 2 de octubre de 1968 y el 10 de junio de 1971 prácticamente no ha cambiado en estos dos años. No obstante, se aprecia una diferencia significativa entre estos dos eventos.

Mientras que el movimiento del 68 es conocido por seis de cada diez personas, los acontecimientos ocurridos en 1971 apenas son conocidos por una tercera parte de la población.

Esto nos habla del diferente impacto que han tenido en la sociedad mexicana ambos sucesos. Dejando al parecer una huella más profunda lo acaecido aquella tarde de octubre en Tlatelolco.


¿Es culpable Luis Echeverría?

Uno de los personajes más citados alrededor de los hechos ocurridos en 1968 y 1971 es el ex Presidente Luis Echeverría Álvarez. Para muchos es el principal responsable de estos actos, aunque el propio ex Presidente se ha deslindado de los ataques a la manifestación de estudiantes y se los ha atribuido a grupos de  choque armados.

Pero el argumento ha resultado poco creíble para los mexicanos, ya que el 65% de la gente cree que Echeverría es culpable de los eventos del 68 y del día de Corpus. Proporción ligeramente menor a la registrada en julio de 2002 (72%).

Por otra parte, el porcentaje de personas que no consideran que Echeverría es el culpable de tales acontecimientos es de 5% en el 2002 y de 9% en el presente año.


Perdón o castigo

En medio de todo este ambiente político se han venido manejando dos posturas alrededor de este tema.

La primera de ellas tiene que ver con la idea de dejar atrás el pasado y concentrarse en el presente con el propósito de preservar la unidad nacional y no generar enfrentamientos en el país.

Sin embargo, de acuerdo con los resultados de la encuesta de julio del 2002 y julio del 2004, siete de cada diez entrevistados consideran que debe enjuiciarse a Luis Echeverría por los acontecimientos del 68 y 71, y sólo uno de cada diez opina que este posible juicio podría causar divisiones entre los mexicanos.



El juicio contra Echeverría, ¿busca hacer justicia o desviar la atención?

Un segundo argumento sugiere que todo este proceso es una estrategia del gobierno federal para desviar la atención de los principales problemas nacionales y no es el producto de un interés genuino en hacer justicia.

Cuando en julio del 2002 se indagó en este sentido, la opinión pública estaba dividida. El 43% de las personas percibía que el juicio contra el ex Presidente era un intento por distraer la atención y el 45% señalaba que sí existía el deseo de castigar a los culpables.

Dos años después (julio del 2004) la población parece inclinarse por la posición de que sí hay la intención de aplicar la ley (48%), mientras que la idea de que las acusaciones contra los responsables del 68 y 71 buscan apartar la mirada de las prioridades del país ha empezado a cobrar menos fuerza (38%)


Conclusiones

A partir de la información de la Encuesta Ómnibus Parametría se desprenden algunas interesantes conclusiones.

En primer lugar es claro que los acontecimientos del 2 de octubre de 1968 están más presentes en la memoria de la sociedad mexicana que los eventos del 10 de junio de 1971.

En segundo lugar, la mayor parte de la población identifica al ex Presidente Luis Echeverría como responsable de los eventos de la Guerra Sucia y no contempla el perdón como una posible salida. Al contrario está a favor de que se le enjuicie.

Y en tercer lugar, la idea de que el juicio en contra del ex Mandatario pretende desviar la atención de los problemas nacionales ha perdido fuerza frente a la postura de que lo que se busca en realidad es hacer justicia.

Los mexicanos han dado su veredicto ante estos hechos del pasado y dicha opinión no ha variado significativamente en dos años. Ahora sólo queda esperar la resolución final del poder judicial.

NOTA METODOLÓGICA.Estudio: Encuestas en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 1000. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error: (+/-) 3.1%. Diseño y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE. Fecha de levantamiento: Encuesta Ómnibus Parametría: del 18 al 21 de julio de 2002, Encuesta Ómnibus Parametría_BCP: del 16 al 19 de julio de 2004.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360