facebook twitter
Carta Paramétrica
¿Regularizar o no el sexoservicio en el Distrito Federal?

La Ley de Cultura Cívica del Distrito Federal que entró en vigor en abril del 2004, determina como una infracción el ejercicio de la prostitución, y dicha actividad puede ser sancionada con multa o arresto si existe alguna queja vecinal.

Sin embargo, seis meses después la fracción del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal presentó ante el pleno una iniciativa de Ley de Trabajo Sexual a través de la cuál se regularía el sexoservicio, y se buscaría además que este tipo de labor no se considere como una infracción en la Ley de Cultura Cívica.

La iniciativa cuenta con el apoyo de diversas instituciones y algunos grupos dedicados al sexoservicio. No obstante, poco se conoce sobre la opinión de los habitantes de la Ciudad de México respecto a este controvertido tema.

Con el propósito de averiguar que piensan los capitalinos del asunto, consideraremos los resultados de la Encuesta en vivienda Parametría realizada durante el mes de noviembre del 2004 en el Distrito Federal.

 

Conocimiento del tema

A pesar de que durante el mes de octubre del 2004, la iniciativa de Ley de Trabajo sexual fue un tema abordado por diferentes medios de comunicación, sólo el 36% de los capitalinos dice haber oído hablar de esta iniciativa de ley frente al 48% que no conoce nada sobre el asunto.

Nivel de acuerdo con la propuesta

La iniciativa de ley trata diversos aspectos, pero sólo se pidió la opinión de la ciudadanía en algunos de los que podrían considerarse más relevantes y polémicos.

El primero de ellos tiene que ver con la creación de zonas de tolerancia. Es decir, el sexoservicio sería permitido únicamente en zonas que la Secretaría de Gobierno del Distrito Federal autorice, previa coordinación con las 16 delegaciones. Pero además la autoridad tendría que tomar en cuenta que en un perímetro de 300 metros no debe haber escuelas, unidades habitacionales, centros deportivos, iglesias, hospitales o parques.

La opinión de los habitantes de la Ciudad de México en este punto es favorable, puesto que el 50% de los encuestados esta de acuerdo, el 22% esta en desacuerdo y el 23% no tiene clara su postura.

Otro de los elementos que contempla la iniciativa, es considerar a los sexoservidores como trabajadores no asalariados. Esta propuesta genera una opinión más dividida, ya que el 38% esta de acuerdo en que se los reconozca como personal asalariado y un 34% no esta de acuerdo con esta medida.

Por último, la iniciativa propone que los trabajadores sexuales de la calle contribuyan con 4.40 pesos por día por uso de la vía pública. Ante esta cuestión, el desacuerdo supera por poco margen al acuerdo, ya que casi cuatro de cada diez personas no esta de acuerdo con el cobro y tres de cada diez si lo apoya.

Opinión sobre regularizar otros tipos de sexoservicio

Es evidente que en la capital del país la prostitución en las calles no es la única forma en la que se ejerce el sexoservicio, es sabido que esta actividad también se desarrolla en table dance, bares, casas de citas o masajes, en departamentos privados, por internet, en anuncios de periódicos, etc.

Por ello, aunque no estén considerados en la iniciativa de Ley de Trabajo Sexual para el Distrito Federal, es interesante conocer la opinión de los capitalinos sobre su posible regulación.

Los datos que obtuvimos indican una tendencia de los capitalinos a estar de acuerdo en que se regule el sexoservicio en los table dance (40%) y bares (39%), y a mostrarse un tanto en desacuerdo con la posibilidad de que se regule la prostitución ofrecida en casas de citas o masajes (40%), departamentos privados (41%), internet (40%) y periódicos (41%).

Conclusión

La iniciativa de Ley de Trabajo Sexual ha generado una gran polémica en sectores muy específicos del Distrito Federal, y probablemente esto ha propiciado que los capitalinos enterados sobre este asunto alcancen apenas el 36%.

No obstante, al analizar la postura de los habitantes de la Ciudad de México sobre ciertos puntos que contempla esta propuesta, se encuentra por ejemplo que existe cierto apoyo de la población para la creación de zonas de tolerancia. Sin embargo, las opiniones se dividen en aspectos como el pago de 4.40 pesos diarios para quienes se dedican al sexoservicio y en el reconocimiento de las y los sexoservidores como personal no asalariado.

En relación con la regulación del sexoservicio ejercido fuera de las calles, los resultados de la encuesta de Parametría arrojan que la gente se inclina más por un mayor control en lugares como los table dance y bares, y menos porque se regule la prostitución ofrecida en casas de citas o masajes, en departamentos privados, por internet y en anuncios de periódicos.

Finalmente habría que decir, que el debate alrededor de este tema se aleja cada vez más de las cuestiones morales, centrándose principalmente en si la prostitución es una forma de explotación que debe ser abolida o es una profesión que requiere ser reglamentada. Habrá que ver cuál de las dos visiones predomina con el paso de los años.

NOTA METODOLÓGICA. Estudio: Encuestas en vivienda. Representatividad: Distrito Federal. Número de entrevistas: 400. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error: (+/-) 4.9%. Diseño, muestreo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE. Fecha de levantamiento: Del 20 al 24 de noviembre de 2004.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360