facebook twitter
Carta Paramétrica
Aprueban la participación del Ejército en operativos

La guerra contra el narcotráfico, emprendida por el gobierno del Presidente Felipe Calderón, es una de las acciones de gobierno que más atención ha recibido de los medios de comunicación, lo cual ha repercutido favorablemente en la opinión pública nacional.

Como estrategia de comunicación, la cruzada contra el crimen organizado, parece haber alcanzado el éxito deseado por la administración Calderón, pues de acuerdo con los datos de la última encuesta de la Serie Nacional de Parametría, el 89% de los mexicanos está de acuerdo con la participación del Ejército en el combate al narcotráfico.


Conforme con la medición social la percepción de “guerra frontal” contra los traficantes de drogas se apuntala –de manera importante - en la opinión que los mexicanos tienen de las Fuerzas Armadas, la cual está por encima de otras instituciones y cuerpos policiales encargados de garantizar la seguridad del país.

De ahí que al preguntar ¿A quién prefiere cuidando las calles, a la policía o al ejército?: El 45% de las personas respondan que al Ejército, frente a un 43% que elige a la policía y 8% que no opta por ninguno.

Esta información refleja la falta de confianza en los cuerpos policíacos, pero también revela la confusión que existe entre la población sobre las tareas específicas reservadas al Ejército, que sólo debe entrar en acción en casos en los cuales la seguridad nacional esté en riesgo.

En países como Colombia, Nicaragua o el Salvador, las Fuerzas Armadas han sido utilizadas con un fin similar, de combate a la delincuencia organizada.

En esas naciones la presencia militar en las calles y montañas llegó a convertirse en cotidiana, lo cual debería evitarse en este país.

La utilización de los militares como estrategia inicial de lucha contra narcotráfico cuenta con el apoyo de la población. Pero el 61% de las personas considera que la institución podría llegar a ser corrompida por el narcotráfico, frente a 26% que lo considera improbable.

Adicionalmente, el 65% de los mexicanos considera que el uso del Ejército en el combate al narcotráfico sólo ayudará a resolver el problema de forma temporal, mientras 26% cree que lo hará en forma permanente.


Esto habla del límite de tiempo que esta estrategia puede seguir siendo popular, pues poner al Ejército como arranque para restablecer la seguridad en lugares críticos ha sido una medida que podría calificarse de exitosa, desde el punto de vista de la opinión pública.

Pero, prolongar su permanencia podría terminar en desastre, ya que como la mayoría de los encuestados lo perciben, la imagen del Ejército, una de las instituciones más respetadas del país, podría verse afectada, ya sea por infiltraciones o por no poder vencer a un enemigo que ha demostrado ser extremadamente escurridizo.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360