facebook twitter
Carta Paramétrica
Las cuentas del César y el tamaño del rebaño

La lucha de la Iglesia por la protección de lo que considera sus intereses es permanente. Por ello no debería de sorprendernos su amenaza de boicotear el Censo Nacional de Población que INEGI está próximo a realizar, si así lo considera necesario. En todo caso lo que sorprende o habría que explicar es porqué sucede ahora y porqué le importa tanto un número del mundo secular.

 

La relevancia del censo va más allá de saber quiénes somos o cómo hemos cambiado en la última década. Los resultados del censo de población son esenciales para la toma de decisiones en el país. Especialmente para la asignación de recursos de cualquier administración. Partidas presupuestarias de montos considerables se distribuyen a partir de los números del censo o sus estimados. Sobre todo en los temas de programas sociales. Tiene tal credibilidad tanto en el país como en el extranjero, que incluso con estos mismos números se negocian créditos con el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo.

 

Lo que le preocupa a la Iglesia del censo no es, al parecer, un tema económico o de distribución de recursos. Para la Arquidiócesis Primada de México lo importante es el número de fieles practicantes que le reporta al Vaticano. De acuerdo a esta lectura la Iglesia católica mexicana no podría verse minada por intenciones académicas, de precisión o de investigación (intereses perversos e inconfesables) de una institución como el INEGI. Para la iglesia estos números significan poder y capacidad de interlocución frente a sus pares en el extranjero y en particular, en Roma. Es un tema de cuantos católicos representan.

 

Sin embargo, llama la atención que le dé tanta importancia a este número cuando cuenta con fuentes de información propias y el mismo Vaticano sólo reporta católicos bautizados y dice no tener un estimado claro de católicos practicantes. Según datos del Vaticano de 2007 hay 1,115 millones de católicos bautizados y no reporta un número de practicantes. México representa el 8 por ciento de los bautizados en el mundo (89 millones). Estos números, los de bautizados, son claros y validables con documentos. El problema es que el número de católicos practicantes requiere de fuentes de información alterna. Es decir, en alguna medida la Arquidiócesis Primada de México reconoce que para esta cifra los números de INEGI son mejores que su propia fuente.

 

 

 

 

La religiosidad es perceptual porque aunque se considere un indicador demográfico (es decir que es parte o rasgo constitutivo del individuo), nuestra preferencia sobre en qué creemos o a qué denominación pertenecemos es un tema electivo y cambiante. A diferencia de género o edad, es un rasgo valorativo, actitudinal, que puede cambiar, y más aún si se mide su grado o intensidad (con qué frecuencia va a la iglesia, con qué frecuencia reza, conoce los sacramentos, etc.)

 

Introducir una pregunta que implica más de una categoría de respuesta católico romano vs. once opciones atenta contra el concepto mismo de católico entendido en su sentido más literal como universal, desde el punto de vista conceptual es una pregunta sectaria, divisiva, problemática. En términos prácticos es por lo menos una pregunta con opciones de respuesta confusas para el promedio de la población, con bajos niveles de información sobre el tema, con esta interrogante es probable que se registre un número menor de practicantes.

 

Sin embargo, no deja de parecer un poco excesivo por parte de la Iglesia que si tienen sus propias fuentes de información, y que si el número que validan en el Vaticano es el de bautizados, en México se esté dando una batalla por la medición de los practicantes. Por ello este enfrentamiento con una institución pública con el prestigio de INEGI sólo se podría explicar por la importancia que la misma Arquidiócesis le da a estos números y por la reputación pública que se atribuye a sí misma para dar tal batalla.

 

La imagen de la Iglesia continúa siendo de las más sólidas y estables en el país. En los últimos años ha tenido un nivel de confianza de alrededor de 70 por ciento.

 


 


 

De la misma manera la imagen del Papa está entre las figuras mejor evaluadas a nivel nacional: lo conoce por nombre 90 por ciento de la población y tiene una imagen positiva de 50 por ciento. Números altos para alguien que ha estado en el cargo relativamente poco tiempo.

 


 

Sin embargo, la imagen de los sacerdotes aunque sigue siendo positiva (60% de confianza) se ha visto afectada por los escándalos de pederastia, sobre todo en lugares como la Ciudad de México.



México es un país más religioso que católico (ya lo decía Octavio Paz). En encuestas nacionales es mucho mayor el porcentaje de quienes creen en la Virgen de Guadalupe (95%), que quienes se consideran católicos (alrededor de 80% en encuestas de opinión). Tal vez a la Arquidiócesis de México le vendría mejor reportar a los guadalupanos que a los católicos practicantes. Sus números se verían mejor.

Lo cierto es que a pocos días que empiece el ejercicio estadístico más importante para conocer al país hay una amenaza de boicot. No es un tema menor y con muy poca capacidad de maniobra (cambiar una pregunta en más de 25 millones de cuestionarios se ve complicado). Nada nuevo bajo el sol -tema bíblico-, otro de esos casos donde Dios y el César difieren, aunque no debe de haber muchos en la historia en que los que la diferencia sea metodológica.

 

FUENTES:

·         PARAMETRÍA: Encuesta en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 1,200. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error (+/-) 2.8%. Diseño, muestreo y análisis: Parametría SA de CV. Operativo de Campo: Lumich Consultores. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE. Fecha de levantamiento: del 7 al 11 de abril de 2010.

·         BBC:  Cifras. Católicos en el mundo http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_6631000/6631741.stm

 

Artículo publicado en Eje Central, 25 de mayo de 2010.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360