facebook twitter
Carta Paramétrica
Divide a mexicanos Estado laico

La separación entre Iglesia y Estado genera divisiones entre la sociedad mexicana, con porcentajes similares que, de un lado, condenan la prohibición para que las instituciones eclesiásticas manifiesten su opinión sobre asuntos políticos; y de otro, apoyan el impedimento.

De acuerdo con datos de la más reciente Encuesta Nacional en Vivienda de Parametría, el 48% de la población considera apropiado que la Iglesia católica -institución con altos niveles de confianza- opine sobre asuntos políticos; mientras que un 47% está de acuerdo con la prohibición a los ministros de culto para que se pronuncien sobre asuntos políticos.

En tanto, la laicidad del Estado mexicano es un tema desconocido para buena parte de la sociedad, pues tres de cada diez ciudadanos dice que en el país no hay separación entre Iglesia y Estado, mientras que el 10% desconoce la condición.

La separación entre Iglesia y Estado, consagrada en el artículo 130 constitucional, encuentra apoyo en el 47% de la población, pues el 36% de la población se manifiesta en desacuerdo, o bien no a favor ni en contra (13%) del laicismo del Estado mexicano.

El rechazo expresado por muchos a la separación entre Iglesia y Estado pudiera entenderse al comparar los altos niveles de confianza de la Iglesia católica, que superan incluso a la Presidencia de la República.

Otra explicación posible al rechazo de algunos al Estado laico sea tal vez la influencia que, según los encuestados, tiene la Iglesia católica en las decisiones de los funcionarios públicos.

Para los ciudadanos, la Iglesia afecta primordialmente las decisiones del Presidente de la República (un 20% que atribuye mucha influencia), le sigue el Ejecutivo estatal (sea Gobernador o Jefe de Gobierno) con 14%, el Congreso de la Unión y la Suprema Corte de Justicia con 8% cada uno. En la gráfica puede observarse que únicamente hay 27% que cree que la Iglesia católica no tiene ningún tipo de influencia en el Primer Mandatario.

Al revisar los datos se observa que aquellos católicos que van al templo de forma esporádica (una vez al año, en ocasiones especiales o incluso nunca) son quienes están más de acuerdo con el laicismo del Estado mexicano. Del otro lado, cuatro de cada diez fieles que acuden a la iglesia cuando menos una vez al mes, o una vez a la semana, manifiestan su rechazo a la separación entre Iglesia y Estado.

A los elementos expuestos puede sumarse como posibles explicaciones de la división que genera la separación entre Iglesia y Estado, la buena imagen que gozan los jerarcas católicos (el Arzobispo Norberto Rivera y el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez) entre la población.

NOTA METODOLÓGICA. Fuente: Parametría. Estudio: Encuestas en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 500 encuestas en agosto del 2010 y 1000 en julio/agosto de 2010. Nivel de confianza estadística: 95%. Margen de error (+/-) 4.4% en agosto del 2010 y (+/-) 3.1% en julio/agosto del 2010. Diseño, muestreo y análisis: Parametría SA de CV. Operativo de Campo: Lumich Consultores. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360