facebook twitter
Carta Paramétrica
SIDA y discriminación

Además de las complicaciones propias del padecimiento, las personas infectadas con VIH y los enfermos de SIDA se enfrentan a estigmas, ignorancia y discriminación de buena parte de la sociedad.

Estudios de opinión pública alrededor del mundo muestran que son aún muchas las personas que muestran reservas acerca de la convivencia con enfermos de SIDA y portadores del VIH, como lo enseña la investigación de Parametría.

Hacia 2010, más de un tercio de los mexicanos (36%) no estaba dispuesto a que en su casa viviesen personas con VIH o SIDA, mientras que 11% estaba parcialmente dispuesto, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México.

El estudio muestra que a menor nivel escolar, mayor reticencia a vivir con infectados y enfermos de VIH/SIDA. Cuatro de cada diez personas que contaban con primaria o menos no estaban de acuerdo con vivir con enfermos e infectados; en los universitarios no llega ni al 10% esa posición.

La Segunda Encuesta Nacional sobre Exclusión, Intolerancia y Violencia en las Escuelas de Educación Media Superior, realizada por la Secretaría de Educación Pública y el Instituto Nacional de Salud Pública, muestra que a la mayoría de los estudiantes le gustaría poco tomar clase con algún compañero enfermo de SIDA.

  El promedio, 5.8, se acerca al extremo de poco gusto (y tolerancia) para la convivencia en la escuela con una persona enferma de SIDA.

La intolerancia a personas con VIH/SIDA no es exclusiva de México. En Centroamérica, por ejemplo, se percibe que la mayoría de los ciudadanos están en contra de la convivencia cotidiana con personas infectadas o enfermas.

Más de la mitad de los guatemaltecos y salvadoreños están de acuerdo con que las personas con VIH/SIDA no tengan acceso a lugares públicos. Para Costa Rica el porcentaje sube hasta llegar a ocho de cada diez que sostienen esa posición.

En Honduras, Nicaragua y Panamá, son mayoría los que están en desacuerdo con que los enfermos e infectados no tengan acceso a lugares públicos, como muestra el estudio de CID Gallup de percepción sobre el SIDA en Centroamérica.

Al preguntar sobre el acuerdo a que niños con VIH/SIDA reciban educación aparte, Panamá repite como uno de los países más tolerantes de la región centroamericana, con 51% de desacuerdo con el planteamiento.

 En el resto de los países estudiados la mayoría se inclina por el acuerdo con la segregación de niños enfermos e infectados de SIDA o VIH.

Es el ámbito laboral el que, de acuerdo con los resultados del estudio, enfrenta mayor discriminación. Cuando se pregunta por el acuerdo a que un empleador pida –por derecho y legalmente- como prerrequisito para trabajar una prueba de VIH/SIDA, los niveles de aceptación se disparan.

Todos los países de Centroamérica –salvo Belice que no fue incluido en el estudio, ni Costa Rica, donde no se realizó esa pregunta-, muestran niveles cercanos al 60% de aprobación para que la prueba de VIH/SIDA sea un derecho del empleador y usada como prerrequisito para obtener un trabajo.

La intolerancia tiene que ver, en muchos casos, con ignorancia. El caso de la discriminación a enfermos e infectados de SIDA o VIH no es la excepción. Por ejemplo, Panamá, que es de los más tolerantes (de acuerdo con el estudio), es el país en el que más personas han tenido más información sobre el SIDA (80% dice haber escuchado mucho del término). En Guatemala, no caracterizado por altos niveles de tolerancia en el estudio, 27% había escuchado poco o nada del SIDA.

 De acuerdo con la Encuesta Mundial de Valores, al 38% de los colombianos no les gustaría tener vecindad con personas enfermas de SIDA. Lo mismo ocurre con el 26% de los chilenos, 23% de los mexicanos y 21% de los españoles.

Brasil, Uruguay y Estados Unidos comparten niveles similares de tolerancia a las personas con SIDA con 17%, en promedio, de gente a las que no les gustaría tener como vecinos a individuos con esta enfermedad.

De los países de América Latina participantes en el estudio es Argentina el que muestra menos reserva a compartir vecindad con enfermos de SIDA, con únicamente el 11% de los encuestados del país sudamericano no gustoso de la situación.

FUENTES:

CID Gallup: Encuesta Percepción sobre el SIDA en Centroamérica, 2003 y 2006

Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación: Encuesta Nacional sobre Discriminación en México, 2010.

Encuesta Mundial de Valores:en: http://www.worldvaluessurvey.org/index_html

Instituto Nacional de Salud Pública, Secretaría de Educación Pública: Segunda Encuesta Nacional sobre Exclusión, Intolerancia y Violencia en las Escuelas de Educación Media Superior.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360