facebook twitter
Carta Paramétrica
Aprobación presidencial 2003

La medición de aprobación presidencial se utiliza para conocer la manera cómo los ciudadanos evalúan a su autoridad. Detrás de cada cifra aprobatoria o desaprobatoria manifestada existe una razón o argumento que sustenta la evaluación del Presidente.

La aprobación del trabajo presidencial se conserva en niveles altos (60%) a pesar de que en la pasada elección del 6 de julio se mostró lo contrario, es decir, un voto que no apoya al gobierno de Fox.

Razones de aprobación.

La razón principal por la que el Presidente es aprobado es porque lo consideran "bien intencionado" (42%). Este porcentaje es el que tiene mayor crecimiento del mes de junio a agosto. El porcentaje de gente que afirma que "sabe gobernar" disminuye 5% a comparación de la última medición. Además se observa que la percepción de una mejoría en la economía alcanzó el más bajo registro (8%).

Razones de no aprobación

La razón más importante por la que no es aprobado es porque "no cumple sus promesas" (39%), diez puntos porcentuales por arriba de la última medición. La segunda razón en importancia es la de "no sabe gobernar" (38%). Es preocupante observar que de marzo a agosto del presente año esta razón ha aumentado de 25% a 38%, lo que tal vez indica que la población percibe una falta de liderazgo o capacidad de gobierno.

Una interpretación de estos porcentajes es que el Presidente Fox es cada vez más aprobado por sus intenciones y no por sus resultados. Es decir, lo que usualmente es una evaluación de gobierno está pasando a ser una evaluación del Presidente como persona.

La mayor parte de la población considera que Fox necesita más tiempo para ser evaluado (61%). Esto sugiere que las expectativas por un mejor gobierno no se han desgastado, a pesar de estar a la mitad de la gestión presidencial.

En cuanto a la opinión si Fox ha hecho más o menos de lo que se esperaba, en el último año "más de lo que se esperaba" ha bajado 15 puntos porcentuales, mientras que "menos de lo que se esperaba" ha subido ligeramente.

En general se puede observar que la aprobación presidencial se sostiene de expectativas y cualidades personales, mas no por resultados. De no cambiar la situación actual es posible que las expectativas bajen y el nivel de acuerdo no se pueda mantener, a menos que se siga evaluando al Presidente como persona en lugar de evaluar a su gobierno.

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360