facebook twitter
Carta Paramétrica
El Contexto en Guerrero. Los hechos antes de Ayotzinapa

Ángel Aguirre Rivero, ahora ex gobernador del estado de Guerrero, pidió licencia el 23 de octubre del presente para separarse del cargo. Esto después de la crisis que se vive en dicho estado a raíz de la desaparición de 43 normalistas, hecho ocurrido hace casi un mes[1].  

La difícil situación que se vive en la entidad, no es un evento que se haya generado de manera espontánea. Diversos indicadores económicos, sociales y de seguridad daban cuenta desde hace algunos años de la descomposición en el tejido institucional y social de dicho estado.

Uno de los grandes reclamos por parte de la sociedad tiene que ver sobre cómo se llegó al punto en el que el propio gobierno local en Iguala ordenara—de acuerdo con la investigación en curso[2]—la desaparición de estos estudiantes, protagonizando  uno de los eventos más lamentables en el país.

Las consultoras Integralia[3] y Parametría, realizaron una recopilación de datos y encuestas que tienen que ver con este tema, cuya intención es la de mostrar un panorama completo de la situación en la entidad, lo cual es relevante sobre todo porque este puede ser un escenario que otros estados también presenten.

El estudio Sindicado 2013, elaborado por Parametría —encuestas que se realizan en vivienda en todos los estados del país—muestra que existen pocas instituciones en las que confían los guerrerenses. Este es un primer dato sobre la percepción pública de las instituciones gubernamentales. Siete de cada diez entrevistados en dicho estado, dijo tener “mucha” o “algo de confianza” en sus amigos y familiares, la iglesia, los sacerdotes, la Marina y el Ejército, siendo las instancias mejor posicionadas.

En cambio, los porcentajes más bajos de confianza los obtienen: los partidos políticos, el Ministerio Público, los agentes de tránsito, los diputados federales, jueces, diputados locales y la policía municipal; con porcentajes por arriba de 60 % que indican confiar “poco” o “nada” en estos organismos. 

Además de la confianza en instituciones, el tema de la seguridad es otra pieza importante para entender lo que pasa en este estado. Datos recabados por Integralia, muestran que de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en el año 2013, se registraron 46 grupos de autodefensas con actividades en 56 municipios de Guerrero, donde habita el 65 % de la población.

En el año 2006, la tasa de homicidios dolosos por cada cien mil habitantes en el estado era de 25.17 contra 10.89 de la media nacional. Para el primer año de la administración del presidente Peña Nieto, la tasa de homicidios dolosos en ese estado es de más de dos veces superior a la de 2006 (59.22 contra 25.17) y casi cuatro veces superior la media nacional.

Además, se registró un incremento en la tasa de secuestros en la entidad; entre 2006 y 2013 esa cifra pasó de 0.63 por cada cien mil habitantes a 5.87, cifra cuatro veces superior al promedio nacional.

Otro elemento es expuesto por el escritor y periodista Héctor de Mauleón, quien cita en su artículo publicado en el diario El Universal el aumento del cultivo de amapola en este estado, señalando que en cuatro años, aumentó 234 % el decomiso de heroína en la frontera con México, siendo Guerrero el estado que produce el 98 % de la amapola de todo el país[4], lo que explica la lucha por mantener las plazas, los cuantiosos ingresos que esto genera y la violencia asociada al mismo.

Uno de los datos más sugerentes sobre cómo se percibe la justicia en México, lo podemos medir con la pregunta sobre la percepción ciudadana de la justicia por mano propia. Parametría en el Sindicado de 2013, realizó este cuestionamiento a 12,800 ciudadanos en el país.

El estado de Guerrero es donde observamos que más ciudadanos (56 %), consideran que las personas deben aplicar la justicia por su propia mano, seguido por Morelos (48 %), Michoacán (36 %), Estado de México y Coahuila (ambos con 35 %). La media nacional indica que 28 % de los entrevistados en México acepta este tipo de justicia, contra 63 % que la rechaza.

Este es un indicador de foco rojo no solo en Guerrero sino en los otros estados quienes conciben la justicia por propia mano como algo aceptable, dato que indica la poca confianza que hay en el sistema de justicia en el país. Lo que debe ser preocupante para todos.

Además, llama la atención que en el caso de Guerrero, el porcentaje de ciudadanos que están de acuerdo con que las personas apliquen la justicia por mano propia ha aumentado casi dos veces desde el año 2011 (30 %). Ahora más de la mitad de los habitantes de esta región (56 %) comulgan con esta forma de justicia.

Las fosas encontradas en Guerrero, la violencia que se vive en algunos estados del país, y las cifras sobre inseguridad que han dado a conocer instituciones como el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), muestran el poco control que el gobierno tiene en estos temas. Esto hechos posiblemente han mermado la confianza que los ciudadanos tienen en las instituciones gubernamentales, alentando opiniones graves sobre la aceptación de la justicia por propia mano.

De acuerdo con el Inegi. el 33.9% de los hogares registró al menos una víctima de delito en 2013. Existe una tasa de victimización de 28 mil personas por cada 100 mil habitantes. La cifra negra el año pasado llegó a 93.8%, y el 73% de los mexicanos se siente inseguro en su estado. El costo estimado como consecuencia de la inseguridad asciende a 213 mil millones de pesos, lo que presenta el 1.27% del Producto Interno Bruto.

La desaparición y muerte de estudiantes en Ayotzinapa no es un evento fortuito, diferentes escenarios promueven la violación al estado de derechos y a los derechos humanos, y cabe mencionar que este no es caso exclusivo de Guerrero.

PARAMETRÍA. Encuesta Nacional en vivienda. Representatividad: Nacional. Número de entrevistas: 12,800 cuestionarios hechos a personas de 18 años en adelante con credencial para votar que residan en el lugar de interés al momento de la entrevista. Fecha de levantamiento: del 10 al 23 de marzo de 2013. Nivel de confianza estadística: 95 %. Margen de error: (+/-) 0.9 %. Tasa de rechazo: 4% Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE.

PARAMETRÍA. Encuesta Estatal en vivienda. Representatividad: Estado de Guerrero. Número de entrevistas: 400 cuestionarios hechos a personas de 18 años en adelante con credencial para votar que residan en el lugar de interés al momento de la entrevista. Fecha de levantamiento: del 10 al 23 de marzo de 2013. Nivel de confianza estadística: 95 %. Margen de error: (+/-) 4.9 %. Diseño, muestreo, operativo de campo y análisis: Parametría SA de CV. Método de muestreo: Aleatorio sistemático con probabilidad proporcional al tamaño. Unidad de muestreo: Las secciones electorales reportadas por el IFE.

REFORMA. Se va Ángel Aguirre. 23 de octubre de 2014

REFORMA. Operaba el narco en sede de Iguala. 23 de octubre de 2014

EL FINANCIERO. Justicia por su propia mano prefieren en Guerrero.

http://www.elfinanciero.com.mx/pages/central-politica-justicia-por-su-propia-mano-prefieren-en-guerrero.html 22 de octubre de 2014

EL UNIVERSAL. El negocio detrás de Iguala.

[Última consulta: 24 de octubre de 2014] Disponible en: 

http://www.eluniversalmas.com.mx/columnas/2014/10/109430.php23 de octubre de 2014


[1] Reforma. Se va Ángel Aguirre. 23 de octubre de 2014

[2] Reforma. Operaba el narco en sede de Iguala. 23 de octubre de 2014

[3] El Financiero. Justicia por su propia mano prefieren en Guerrero.

http://www.elfinanciero.com.mx/pages/central-politica-justicia-por-su-propia-mano-prefieren-en-guerrero.html 22 de octubre de 2014

[4] El Universal. El negocio detrás de Iguala. http://www.eluniversalmas.com.mx/columnas/2014/10/109430.php 23 de octubre de 2014

comments powered by Disqus
Copyright © 2013
Desarrollado por: Estrategia360