Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/31/d221802713/htdocs/parametria_com_mx/estudios/wp-content/plugins/siteorigin-panels/inc/styles-admin.php on line 390
Nada mal la popularidad de Peña y el voto por el PRI-Verde | PARAMETRIA
MENUMENU

Nada mal la popularidad de Peña y el voto por el PRI-Verde

0 9

Por: Excélsior

Es un hecho: Peña ha sido el presidente mexicano más impopular desde que se empezó a medir esta variable en encuestas serias durante el sexenio de Salinas. Salvo el periodo de la terrible crisis económica de 1995, la peor en la historia contemporánea del país, donde las tasas de desaprobación de la gestión del presidente Zedillo cayeron a números abismales, nunca habíamos visto a un mandatario tan mal evaluado como Peña.

Veamos los números. De acuerdo con la serie de encuestas telefónicas de BGC-Ulises Beltrán, cuando comenzó este sexenio en diciembre de 2012, 43% de la población estaba de acuerdo con la manera de gobernar del presidente Peña. 18% estaba en desacuerdo. Un año después, a pesar de las reformas aprobadas, debido al mal desempeño de la economía y la entrada en vigor de la Reforma Fiscal, sólo 39% de la población estaba de acuerdo con el desempeño presidencial mientras que 58% estaba en desacuerdo. Esta tendencia se agudizó a partir de los casos de Tlatlaya, Iguala y las casas Higa-San Román en agosto del año pasado. El desacuerdo subió y el acuerdo se cayó. En la última medición de este mes, 67% de los mexicanos con teléfono dijo estar en desacuerdo con la manera de gobernar de Peña mientras que el 31% expresó estar de acuerdo.

La serie de BGC-Ulises Beltrán es telefónica. Tiene, por tanto, un sesgo hacia niveles socioeconómicos más altos. Pero la serie de Parametría de encuestas en vivienda también demuestra la impopularidad de Peña a partir del segundo semestre del año pasado. En el último sondeo que levantaron en marzo de este año, 58% desaprobó la forma en que el presidente Peña realiza su trabajo mientras que 39% la aprobó.

En conclusión, dependiendo la medición, entre 30% y 40% de los mexicanos sigue apoyando a Peña. Coincidentemente este es el mismo porcentaje de mexicanos que en las encuestas expresa su intención de votar a favor del PRI o del Partido Verde en las próximas elecciones de diputados federales (son los dos partidos que incondicionalmente apoyan al gobierno). Me parece una excelente noticia para el grupo gobernante. Su estrategia de contención, al parecer, está funcionando. A pesar de una economía floja, de una serie de escándalos y una buena cantidad de pifias, no está nada mal que entre 30% y 40% de la población apoye al Presidente y esté dispuesto a votar por algunos de los partidos de su coalición gobernante. De hecho, con esos porcentajes, pueden aspirar a volver a tener mayoría en la Cámara de Diputado en la próxima legislatura.

En Los Pinos deberían estar contentos: la hemorragia de apoyo popular al Presidente y sus partidos, al parecer, ha terminado. Se ha estabilizado en un porcentaje nada despreciable de entre 30% y 40% de la población. Son los que están dispuestos a seguir apoyando a Peña y al PRI (o su segunda marca, el Verde) sin importarles que la economía siga floja o se revelen sospechosos casos de presunta corrupción gubernamental. Nos guste o no, el peñanietismo cuenta con una base sólida de apoyo político que no alcanzó a mellar ni Tlatlaya ni Iguala ni las casa Higa-San Román.

A eso, creo, le apostó el gobierno y le ha funcionado: a seguir contando con el apoyo de una parte de la población en el corto plazo. Su estrategia le da la posibilidad de seguir jugando en la mesa de la política nacional como el jugador con más fichas de todos. Se pueden dar el lujo, como creo que es el caso, de soslayar las críticas que reciben en ciertos medios y en las redes sociales. Están dispuestos a dejar que los otros partidos se dividan el 60-70% del electorado. Para ellos no está nada mal seguir contando con el apoyo de entre 30% y 40% de los mexicanos. Y para 2018, que todavía está lejos, la apuesta es que el voto de la izquierda se divida, la economía mejore y a la gente se le olvide todos los escándalos.

Estudios similares

Deja un mensaje

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *



Benjamín Hill 185 Col. Condesa, Ciudad de México
parametria@parametri.com.mx
Tel: +52 (55) 2614-0089
Copyright © 2018


Top